domingo, 1 de octubre de 2006

MIL PALABRAS EN UNA IMAGEN



Entre una imagen y los textos que le acompañan se crean complejas relaciones. Lo más común es que el texto "ancle" la imagen, reduciendo sus posibilidades significativas y llevando al lector hacia un sentido elegido con antelación.

Veámoslo en esta imagen de portada del ABC del pasado 28 de septiembre. En ella tenemos representados a la plana mayor del Gobierno en una reunión del Congreso de los Diputados: el Presidente, la Vicepresidenta y el Jefe del Grupo Parlamentario Socialista.

Fíjate en las miradas. Cada una va en una dirección. Cuando relacionamos la imagen con el texto, parece como si cada uno anduviera a lo suyo o tuvieran preocupaciones diferentes, ajenas al tema del que trata la noticia; un Gobierno que no se entera y sigue con "las mismas`expectativas de paz´" , ajenos al actual "desafío etarra en el País Vasco".

Para que entiendas mejor el poder de anclaje del texto y la enorme elasticidad interpretativa de la imagen, imagínate que acompaña al siguiente titular: "El Presidente del Gobierno vio interrumpido su discurso en numerosas ocasiones". La imagen entonces "significa" otra cosa muy diferente. ¿A que sí?

Es tal la impunidad con la que se expresa opinión con las imágenes, que para dar una idea de objetividad cargan más en ella la opinión que en el mismo texto que la acompaña.

Veamos otro ejemplo reciente:

En este caso el fotógrafo de la agencia EFE ha buscado un encuadre preciso, entre los muchos miles posibles, para hacer coincidir la imagen del fondo, una cruz estilizada, y la cabeza del portavoz de la conferencia episcopal y dar la impresión de que una reposa sobre la otra. Incluso ha tenido que forzar la composición sacándolo casi de la foto. ¿Con qué intención?. Una "lectura" posible es la de resaltar el malestar de los obispos del que habla el texto: con el actual Gobierno sienten tener encima una pesada cruz.

¡Qué bien vienen las imágenes para opinar, para interpretar la realidad!

A continuación tienes dos imágenes complejas para que las mires despacio y compruebes todo lo que se puede decir con una imagen. No muestran la realidad, sino una interpretación de la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada