martes, 28 de noviembre de 2006

ÁNGULOS CONTRAPICADO Y PICADO: EL TRIUNFO Y EL FRACASO

Ya hemos visto en clase la importancia de la angulación en la retórica audiovisual. De forma general (siempre hay excepciones, como sabes) el ángulo picado empequeñece al sujeto, resaltando su fragilidad, su inferioridad o su fracaso.
Por su parte, el ángulo contrapicado transmite potencia, superioridad, triunfo.

Estos días El País ha sacado en su portada estos dos magníficos ejemplos.





En la primera imagen el efecto del contrapicado se ve reforzado con otros dos elementos visuales: la mirada hacia arriba y los
brazos en forma de V.

En la segunda imagen ocurre lo contrario. Maragall mira hacia abajo, y en esa dirección caminan el personaje, las líneas del pretil de la escalera y la alfombra roja.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada