jueves, 30 de noviembre de 2006

LOS VIDEOJUEGOS

Confieso que desconozco este mundo de los videojuegos que tanto os interesa a algunos. Y no debemos ser pocos los profesores y padres que compartimos esa ignorancia. Hoy os he enseñado en clase el recorte que viene a continuación. Léelo despacio antes de opinar pues se produce una descarada manipulación de los datos por parte de los que han confeccionado la información. Todo vale con tal de llamar la atención.
Fuera de eso, nadie duda de la importancia que han adquirido los videojuegos en el ocio de los niños y jóvenes. Es necesario, por lo tanto, reflexionar sobre esos contenidos.

Propuestas para los comentarios:
  • ¿Aprenden a descuartizar, violar y quemar colegios?, ¿Son "Más adictos y más violentos"?
  • Más allá de los titulares, ¿Compartes los datos y valoraciones que aparecen en la noticia?


2 comentarios:

  1. buenas pues es cierto algunos juegos se aprende a descuartizar, violar, quemar colegios, vender drogas, matar prostutitas, atropellar a gente con el coche... Un ejemplo es el juego GTA Asan Andreas.También algunos juegos son muy adictivos enganchan mucho al jugador por que puede ser entretenido hasta que no se lo pase no para etc... Y comparto algunas opiniones que dice el texto por que vale hay juegos que son adictivos pero no tiene por que estar uno ahí pegado 20 horas al juego, hay que tener un poco de cabeza y hacer caso alos fabricantes si dicen que esos juegos son para mayores de 18 años pues que los padres no se los compren por que ya tendran tiempo de aprender esas cosas.

    ResponderEliminar
  2. Los videojuegos son una clase de entretenimiento para todas las edades. Evidentemente estoy hablando en general, porque para cada juego hay una edad, igual que en las películas.Es cierto que en ellos se matan prostitutas, se roba, se viola ... en fin un montón de atrocidades que puden en un niño levar, en la vida real,unas conductas negativas pero es que esos juegos son para mayores de edad entonces es responsabilidad de los padres al comprarle ese juego o al dejarle jugar. Por supuesto, es cierto que provocan un vicio al jugador que no se separa de la pantalla hasta que no puede más pero supongo que es como cuando lees una novela, te enganchas y hasta que no la lees no paras.

    ResponderEliminar