jueves, 19 de octubre de 2006

CUANDO LA IMAGEN PONE UN ROSTRO AL "OTRO"

Si en el post anterior hubiéramos visto la imagen de unos niños libaneses destrozados por las bombas (fueron varios centenares) el contraste nos habría hecho reflexionar de otra forma radicalmente diferente a los lectores ingenuos, tal es la fuerza "argumentativa" de la imagen.
La imagen que tienes a continuación hace precisamente eso, poner un rostro al "otro", en este caso a esos chicos marroquíes que se juegan la vida por venir a vivir como el más humilde de nosotros.

Cuando miras sus rostros, los plasmados esta magnífica foto de ABC, compruebas que son como tú, sólo que con otras preocupaciones muy diferentes a las tuyas. La determinación que se observa en sus rostros, en su mirada, es la de unos chicos que son capaces de jugarse la vida por una vida más digna. Piensa en el juego de identificaciones tan opuesto que provoca esta imagen en contraste con la de las niñas de las bombas.

Como puedes comprobar, la fuerza significativa de una imagen es muy grande, pudiendo servir tanto para ayudar a comprender a otros seres humanos como para convertirlos en objeto de odio y desprecio xenófobo.

1 comentario:

  1. En esta foto se refleja claramente la cara pensativa de estos niños. Tambien se refleja su futuro incierto

    ResponderEliminar