viernes, 25 de mayo de 2007

Consume y Calla


Gracias a la magnífica ConsumeHastaMorir he llegado hasta consume y calla, una página dedicada al consumo responsable, y, por lo tanto, muy relacionada con una de las líneas de trabajo de este blog. Aunque el Proyecto está algo parado, su Manifiesto expresa muy bien ideas que compartimos totalmente aquí (los subrayados son míos):
El lugar donde vivimos forma parte de un sistema económico, social, cultural y político. Y este sistema tiene una ideología. Como personas que vivimos dentro de ese sistema, debemos ser conscientes de ello y tenemos la obligación moral de plantearnos cómo es este sistema en el que vivimos, y decidir si nos gusta o no, es decir, posicionarnos.

Nosotros, como personas que vivimos en ese sistema, nos lo hemos planteado y hemos llegado a varias conclusiones.

1. Una parte vital de ese sistema es la globalización. Dicho de manera rápida, supone un intento de uniformizar el planeta en base a la ideologia del sistema capitalista.

2. El principal pilar de esta ideología es el consumismo. El ser humano nace, produce, consume y muere. Esta ideología no deja espacio al resto de aspectos del ser humano. Es en base a ella sobre lo que se sustenta el Sistema Establecido, con lo cual la mayor parte de la sociedad estamos impregnada por ella. La sociedad, la cultura, las relaciones sociales, la politica… todo se procesa en base a las reglas mercantilistas. Y la principal regla es el beneficio propio. Los politicos gobiernan para los poderosos, esperando a cambio recibir favores, muchas relaciones sociales se basan en saber qué se puede sacar del otro. Es simplemente, un estilo de vida basado en la competitividad, el individualismo y sobre todo en el consumo. Cuanto más consumes, más feliz eres.
En resumidas cuentas, es una cultura del tener, no una cultura del ser.

3. El modelo económico actual solo busca el máximo beneficio en el menor tiempo posible, sin tener en cuenta otros parámetros. Es por lo tanto, inmoral e injusto, porque provoca un agotamiento de los recursos del planeta, unas relaciones laborales injustas, incluso unas relaciones desiguales entre diferentes zonas del planeta, en las que siempre salen ganando los mismos, en detrimento de la mayoría. Los principales agentes de este proceso son, sin duda, las multinacionales, que a día de hoy, son las principales beneficiarias de todo este proceso. Gracias a este nuevo proceso de globalización tienen un primer mundo en el que la gente consume.

(... sigue leyendo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada