miércoles, 6 de diciembre de 2006

"Lo importante es que hablen de mí, aunque sea mal": La tóxica campaña de BURGER KING

Esta frase figura en todos los manuales de marketing y es una buena expresión del poder tóxico de la publicidad y la dificultad de generar anticuerpos críticos.

La reciente campaña del Ministerio de Sanidad, de la que hemos dado cuenta en anteriores entradas, es un buen ejemplo. Han caído en la trampa. Gracias al escándalo, Buger King ha conseguido una magnífica publicidad gratuita. Mira, si no, la noticia que nuestra Tribuna de Salamanca sacaba el martes nada menos que en portada.



Esta noticia, y todas las que hablan sobre ello, también contribuyen a la propagación del mensaje y sus toxinas.
No pienses que los directivos de la empresa publicitaria que trabajan para esta cadena de comida basura no lo tenían previsto. Menuda reacción en cadena han provocado: publicidad gratis total.

El mismo spot de "Come como un hombre" forma parte del dispositivo de provocación que ha puesto en marcha la marca. Yo, personalmente, he sabido de él precisamente por la prensa y lo he localizado, cómo no, en YouTube.





Seguramente la mayoría de vosotros os identificáis con esta especie de austrolopitecus con los que nos quieren identificar como género. Malos creativos serían los de la agencia publicitaria si no lo hubieran conseguido. Lo que no esperan es que nos paremos a analizar y desmontar su montaje manipulador de conciencias y voluntades. Éste es el único medio de romper estas cadenas de publicidad por el escándalo.

Hablemos del spot.
Cuando hablamos de anuncios sexistas pensamos siempre en aquellos que reducen a la mujer a un estereotipo degradante. Son la mayoría, y ya hemos denunciado alguno aquí. Pues bien, éste también lo es. Y de la misma forma que muchas mujeres cuando ven esos anuncios no se sienten ni aludidas ni indignadas con la imagen que de ellas se está dando, muchos hombres, jóvenes en este caso, puede que hasta se sientan encantados con la imagen de energúmenos con la que se identifica ser un hombre-hombre. ¿Me equivoco?.

Pasemos a su análisis:
Ya aprenderemos a realizar análisis de películas y spots en profundidad. De momento nos bastan algunas pistas en las que debes fijarte:

Pistas para el análisis
:
  • Calificativos con los que se autodefine el protagonista.
  • Edades aproximadas y aspecto físico (gordos-delgados) de los que intervienen en la acción. Sólo hay uno que se desmarca del patrón.
  • Presencia de mujeres en la historia y papeles representados.
  • Argumentos subyacentes en la acción (son varios).
  • Intensificación-minimización. Localiza las medias verdades que exageran las ventajas del producto y minimizan u ocultan sus inconvenientes. Son las que convierten los aparentemente rotundos argumentos en falacias.

1 comentario: