jueves, 28 de diciembre de 2006

HAVANA CLUB. Invita nuestro Ayuntamiento.

Después de escribir el anterior post he rescatado unas fotos que hice semanas pasadas camino de mi Instituto. Entre los semáforos y paneles informativos, hay uno con la hora local y una invitación alcohólica.






Comprobaréis la contradicción entre el Ministerio del Interior y sus costosas campañas contra el consumo de alcohol en la carretera y la invitación de mi Ayuntamiento para que, cuando enfile un viaje por la carretera de Zamora o la de Valladolid, lo haga rindiendo "culto a la vida" con una libación de ron.

¿Qué pueden hacer con esto mis ilusionados amigos de Salamanca a Tope, financiados por el susodicho?



Tienes que ir al plano detalle para leer el obligado texto chantajista: "es tu responsabilidad". Una pena, porque no podremos decir en el control de alcoholemia que nos ha invitado nuestro Ayuntamiento al prestar sus mejores escaparates para la promoción de bebidas alcohólicas.



Para completar este paseo virtual de mensajes contradictorios, me he ido a la página del Ministerio de Sanidad y Consumo y allí he encontrado
una sencilla pero interesante guía Consumo Juvenil de Alcohol.


En uno de sus apartados se dice lo siguiente:



¿POR QUÉ CREES QUE SE BEBE?



El consumo de alcohol es un «hábito» fuertemente arraigado y culturalmente aceptado por la mayoría de

los países occidentales.

De hecho, España es un importante productor, y por tanto consumidor de bebidas alcohólicas.

El alcohol mueve grandes intereses económicos. Si la industria de bebidas alcohólicas está dispuesta a pagar los altos costes de una campaña publicitaria es porque realmente le compensa.




Nos invade una publicidad que continuamente incita a consumir alcohol. Los publicistas saben que los anuncios deben atraer la atención y el interés, provocando el deseo y desencadenado la acción de compra.

En un anuncio nada se deja al azar. Analízalos críticamente, verás que los argumentos más utilizados son la:

· Popularidad

· Atracción sexual

· Madurez

· Juventud

· Sofisticación

· Diversión

· Placer

· Felicidad


Y se termina con la siguiente cita, que recoge perfectamente lo que decíamos ayer, aunque con un "en la medida de lo posible". Esperaremos a ver la ley.


«Todos los niños y adolescentes tienen
derecho a crecer en un medio ambiente
protegido de las consecuencias negativas asociadas al consumo de alcohol
y, en la medida de lo posible,
de la promoción de bebidas alcohólicas».

(Carta Europea sobre el Alcohol. París,1995)


<<>>


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada