martes, 9 de enero de 2007

LAS MIRADAS DE EL PAÍS, EL MUNDO, LA RAZÓN Y ABC

Que hablen sólo las imágenes.

Hoy he dejado el estricto pie de foto, sin otra referencia.
Me he limitado a recoger las imágenes más significativas de estos diarios y a agruparlas por temas-espacios para facilitar la comparación.


EL ENCUENTRO

La más neutra es la de ABC: una foto simple que se liminta a recoger el momento de la pose.
La de El Mundo contrasta la entrega de Zapatero frente a la reserva de un Rajoy más pendiente de los que los miran.
En la de El País la mano de Rajoy, en lugar de dirigirse a la que le tiende Zapatero, se posa sobre el reloj de la otra mano, como frenándose y tratando de postergar el saludo. Zapatero no está más pendiente de otra cosa que de este gesto.



LOS PERSONAJES EN SOLEDAD

En El Mundo y La Razón se recoge la concentración silenciosa contra el atentado. Zapatero está sólo, ausente entre los suyos, mirando su reloj o hacia las alturas.

La soledad de Rajoy en El Mundo da otra sensación, muy marcada por el ángulo en contrapicado: es la soledad del héroe que asume su responsabilidad histórica. Las líneas en V que enmarcan su cabeza resaltan el dinamismo y la resolución del personaje. Sabe lo que quiere.







CON LAS EJECUTIVAS DE SUS PARTIDOS

La Razón solamente da la foto de la reunión del PP, mientras que El País se limita a la del PSOE.

En La Razón hay un claro protagonista, Rajoy, el único que mira de frente.

En El País el protagonista es el conjunto de la ejecutiva, y dentro del mismo el rojo cubo que los encargados de la imagen y la comunicación del Partido han puesto allí para simbolizar la unidad y fortaleza del partido. Hay que forzar la mirada para ver a lo lejos, en el centro, a Zapatero.





LA RUEDA DE PRENSA DE OTEGI

No es fácil efectuar fotografías complejas, con carga connotativa, cuando los que hablan lo hacen desde escenarios bien controlados que imponen al fotógrafo un fondo y un ángulo -el muy significativo contrapicado- . Si, además, el texto es leído y no se admiten preguntas, la tarea se complica aún más. Fue el caso.

Por eso la primera de las fotos, aparecida en ABC, es la más común, muy similar a la que viene en La Razón y otros periódicos locales.

Sin embargo, la pericia de los fotógrafos de El Mundo y El País, consigue sacar petróleo calificador de la situación. El primero, haciendo coincidir dos de los focos con las manos de Otegi, sugiriéndonos el pilotaje de algo diferente a un atril (¿un videojuego?).
El de El País, por su parte, utiliza la silueta oscura de varios compañeros para marcar distancias, incorporando así sombras a un escenario y a un discurso cuyos protagonistas pretendían que fuese diáfano y clarificador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada