viernes, 12 de enero de 2007

EL VALOR DE UNA MALA FOTOGRAFÍA

Esta mañana me sorprendía comprobar cómo la foto protagonista de los periódicos y ediciones regionales del día era una mala fotografía, deficiente en composición y con un fuerte desenfoque en uno de los centros de atención:




Dos diarios, La Razón y La Gaceta Regional, la traían nada menos que en portada. Otros dos, ABC y El Mundo, en el interior.





En el interior de La Razón te enteras de que ha habido "casi 900 periodistas dedicados a desmenuzar el encuentro".



Piensas que, como poco, la tercera parte son fotógrafos y camarógrafos. Podemos hablar de 40 ó 50 fotógrafos profesionales dedicados a tirar cientos de fotos. Y, por eso, no te explicas la deficiente foto en cuestión.

Como no pierdes la fe en los buenos fotógrafos que tiene éste país, buscas y encuentras sin problema fotografías que, al menos, son correctas técnica y compositivamente. Por ejemplo, la que tienes a continuación con dos reencuadres diferentes. El objetivo está claro: dar protagonismo al Presidente de la autonomía, Juan Vicente Herrera.




Al final, sólo La Gaceta Regional de Salamanca se atreve a dar la razón por la que ha habido tanta unanimidad en una foto tan deficiente: convertir el desenfoque de Zapatero en la metáfora del mensaje: "No se aclara".


Comprobamos entonces que una simple mala foto puede ser un magnífico autorretrato ideológico de los diarios en cuestión.

Trataré de mirar el lunes el resto de los periódicos que llegan a mi Instituto. Encontraremos con seguridad algún autorretrato más.

Post-post: Hoy lunes los he revisado y ya he corregido lo que escribí: No era La Gaceta de los Negocios, sino El Mundo el diario que faltaba en el autorretrato. Ya no hay ninguna duda: están todos los que son. ¡¡¡Bingo!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada