sábado, 23 de febrero de 2008

Marcos Rodríguez y los proyectos fotográficos

Estos días mis alumnos están dando los últimos retoques a sus proyectos fotográficos. Buen momento para recordar aquí con todo el afecto a un antiguo alumno, maestro ahora del que tengo mucho que aprender. Nos reencontramos en Madrid el pasado 27 de enero.

Se trata de Marcos Rodríguez.

En su bio(grafía) recuerda aquel curso que pasamos juntos, cuando, a él y sus compañeros, les obligué a visitar y comentar una extraordinaria exposición de un "tal" Henri Cartier Bresson que tenía lugar, creo recordar, en la Casa de las Conchas.

Uno no sabe nunca si conseguirá en algún momento provocar un "clic" decisivo en la mente de sus alumnos. Por eso debe estar siempre alerta y proponerles un abanico amplio de posibilidades, esperando siempre dar en la diana que les abra las puertas a la emoción y el conocimiento. No siempre se produce ese salto, pero cuando lo consigues, sientes esa emoción que te colma profesionalmente y te redime de tus desaciertos.

Para él la flecha fue el maravilloso fotógrafo de aquella visita obligada.

Encuentro aquella influencia del autor de "el momento decisivo" en muchas de sus fotos, como ésta de al lado.

Marcos me sirve ahora como un buen ejemplo para mis alumnos actuales sobre lo que es un buen proyecto fotográfico. En su página tiene varios magníficos enmarcados una serie denominada "Espacios deshabitados".

Son un magnífico ejemplo de cómo sabiendo mirar uno puede rescatar entre humildes ruinas de abandono y olvido el eco de presencias que un día las habitaron con su luz.



Mis alumnos presentarán en los próximos días sus proyectos. Lo harán en PowerPoint y luego los subirán a SlideShare. Ya daré cuenta aquí de los mejores.

También les he propuesto, como tarea de introducción a la imagen en movimiento, realizar con las mismas fotografías un vídeo. De nuevo Marcos Rodríguez nos ofrece una sencilla pero lograda lección: Una adecuada selección musical y suaves encadenados de las imágenes sobre un fondo negro:






5 comentarios:

  1. Marcos Rodríguez24 febrero, 2008

    Hola!

    No había visto el post, lo siento. Me ha encantado! Aunque lo de maestro me queda grande. Si habláramos de photoshop "casi" lo aceptaría (más que nada porque doy clases de photoshop, jeje)

    Tengo varios proyectos en mente con estas fotos. El primero es contactar con caja duero y rogarles que me financien un expo en condiciones. Algo que quede constancia, no algo anecdótico como pueda ser una expo en un bar. El segundo proyecto es el que supongo que a todo fotógrafo nos encantaría: sacar un libro estilo Photo-poche o fotobolsillo con toda la serie URBE. Dos sueños...


    Un saludo.
    Marcos Rodríguez

    ResponderEliminar
  2. Las imágenes son de una gran cualidad, Marcos.

    Ángel, los trabajos de exalumnos tienen más incidencia que todos los argumentos teóricos de un profesor.

    Los dos sois unos afortunados.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los alumnos como Marcos uno recarga las pilas y convierte cada curso en un nuevo reto. ¿Qué te voy a decir yo, Lu, con toda la luz e imaginación que llevas a tus clases?

    ResponderEliminar
  4. Un placer reencontrame aquí contigo nuevamente. Ruego perdones mi ausencia en estas últimas semanas. Múltiples obligaciones y proyectos me han mantenido un poco al margen. Y me esgrato comprobar tu guerra sin cuartel contra el "analfavisualismo" general que socaba las conciencias y los comportamientos ( también los electorales). Con respecto al post podría decir ese dicho de "de tal palo, tal astilla" ¿ O era al revés?
    Sólo animar a Marcos para decirle que su ansiada exposición llegará, porque el talento terminará imponiendose. Y talento hay, sin duda.
    Manuel.

    ResponderEliminar
  5. Lo mismo el mío, Manuel. Tampoco yo he visitado mucho a los amigos últimamente.
    y me encanta que tanto tú como Lú apoyéis a Marcos en su aventura creativa.
    Registro a tu nombre el término "analfavisualismo".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar