domingo, 20 de diciembre de 2015

Una asignatura pendiente: capacitar para desmontar la aparente naturalidad de las imágenes.



Acaba de caer en mis manos este interesante libro colectivo, que pretende mostrarnos una visión panorámica sobre el estado de la cuestión de la educación mediática en nuestro entorno. Forma parte de los trabajos de EDUMED, "un proyecto colectivo que nace con la vocación de potenciar y visibilizar la educación mediática en los ámbitos de la comunicación y la educación"

En su artículo "La enseñanza obligatoria ante un entorno digital. El grado de competencia mediática del alumnado", las profesoras María Amor Pérez Rodríguez y Águeda Delgado-Ponce, de la Universidad de Huelva comentan los resultados de la investigación denominada "La enseñanza obligatoria ante la competencia en comunicación audiovisual en un entorno digital". Por lo que se refiere al alumnado de primaria y secundaria me interesa destacar lo siguiente por su estrecha relación con los objetivos y contenidos de este blog desde su puesta en marcha:

(...) Las dimensiones [de la alfabetización mediática] que implícitamente pueden promover la competencia mediática en consonancia con una adecuada formación para la ciudadanía, se relaciona con el pensamiento crítico, la responsabilidad, la reflexión, la cooperación, la tolerancia, la creatividad, la sensibilidad y la innovación, son las que presentan un nivel más bajo. 
Por tanto, es evidente hacia dónde han de dirigirse los esfuerzos y cuál ha de ser la apuesta de cualquier institución educativa: la capacitación para desmontar la aparente naturalidad de las imágenes que invaden las comunicaciones, y para descifrar los contenidos de los textos audiovisuales con la suficiente competencia tanto receptiva como expresiva. La educación tiene aún una asignatura pendiente (...).

No he podido por menos que volver a traer aquí la obra de Magritte de la que parte la dirección web de este blog, y con la que nos estrenamos hace ya unos cuantos años:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada