martes, 12 de mayo de 2020

LA PUBLICIDAD EN TIEMPOS DE EMERGENCIA SANITARIA

Esta entrada del blog está destinada a recoger todos los materiales audiovisuales del artículo "El camaleonismo del psicópata. La publicidad en tiempos de emergencia sanitaria", publicado en el número 104 de ECOLOGISTA, la revista de Ecologistas en Acción




El artículo nació en paralelo a la preparación de esta charla propia impartida en los Encuentros Virtuales organizados por EEA durante el confinamiento por el Covid-19.


Y esta es la presentación utilizada. Se han corregido errores y añadido información para que se autoexplique mejor.  Aquí están enlazados la mayoría de los vídeos a los que se hace mención en el artículo. No obstante, para facilitar la consulta se añaden aquí de forma ordenada junto a otros materiales.

Los materiales de los dos vídeos que vienen a continuación están distanciados por un año y por la irrupción de la crisis. Es la mejor muestra de lo que expongo en el artículo: la capacidad camaleónica de la publicidad para adaptarse a lo existente, aún a costa de poner entre paréntesis principios fundamentales de su razón de ser, todo con la intención de conseguir aplicar el principio lampedusiano de cambiar todo para que nada cambie.




Los spots de la cuarentena trabajados están recogidos en este vídeo:


Como comento en el artículo, el camaleonismo del psicópata lo puede con todo. El siguiente vídeo está realizado con imágenes y sonidos de estos spots. Todo es intercambiable, lo único que diferencia a unos mensajes de otros es la finalidada, construir ciudadanía o hacer caja. A la publicidad solo le interesa lo segundo, y utiliza todos los medios y discursos que le convengan. De ahí su tremenda toxicidad suicida para enmierdar los horizontes de futuro en las mentes de una ciudadanía abocada a tremendos retos en un futuro inmediato.


La forma de dejar en evidencia a estos psicópatas del lucro, es utilizando su propio discurso para ponerlos en evidencia.  Es lo que hace la contrapublicidad, un magnífico recurso para romper esos apabullantes monólogos que nos imponen su discurso en nuestros cerebros. Un ejemplo que hice esos días:


Como he dicho antes, todo es intercambiable, pero... hasta cierto límite. La impostación, las palabras  huecas, sin compromiso, las medias verdades,... todos ellos presentes en estos microrrelatos que son los spots . Intenté rizar el rizo y hacer con el mismo material un spot de Ecologistas en Acción. Los resultados dejan en evidencia todo esto. No encontré material para incorporar la dimensión social, algo que es fundamental en esta crisis y la que vienen. En los mundos delirantemente ficticios que nos ofrece la publicidad solo hay falsos paraísos de escaparate con los que seducir a unas menguadas clases medias y poblar de falsos señuelos los sueños de los más desfavorecidos. Juzgad: 


Espero vuestros comentarios. Ya se que no se lleva ya esto de los blogs, con textos y  párrafos largos. Han conseguido hacer la transición hacia lo que querían los mercaderes de la atención: lo instantáneo, fútil y descomprometido al servicio de la mercancía. 

Bueno, nos queda Twitter, y no sé por cuánto tiempo. Hasta pronto.

1 comentario: